Portugal Parte III: disfrutado y subiendo las cuestas de Lisboa

Marzo 2018

Nos levantamos muy temprano por la mañana, porque al fin íbamos a recorrer y conocer más de Lisboa. Teníamos el Free Tour con la compañía Lisboa Chill Out, fundada en el 2009. Una amiga me la había recomendado, y la verdad es que nos gustó mucho. El encuentro se dio en la Praça Luís de Camões (Plaza Luís de Camões), y nuestro recorrido fue el siguiente:

  • Barrio Alto: el nombre se debe a las empinadas calles empedradas que tiene. Y es que, si vas a Lisboa, prepárate para subir muchas cuestas. Supongo si vas por un largo tiempo, acabarás con unas piernas tonificadas.
  • Museo Arqueológico: está ubicado en una Plaza donde se vio afectada por el terremoto en 1755.
  • Estación de Trenes Rossio.
La famosa Estación de Trenes Rossio en Lisboa
  • Iglesia de Santo Domingo: construida en 1241 (la más grande de Lisboa), pero durante muchos años han ocurrido acontecimientos desastrosos. Ahí sucedió la Masacre de Lisboa en 1506 y se vio afectada por los terremotos en 1531 y 1755; además del tsunami que la destruyó toda. Fue restaurada completamente en 1807, pero en 1959 un incendio destruyó muchas de sus obras y donde murieron dos bomberos. en esa época considerada la más grande de Lisboa. Reabrió en 1994 y dentro se pueden ver los rastros del incendio. Es considerada Monumento Nacional de la Instituto de Gestão do Património Arquitetónico e Arqueológico.

  • Elevador Santa Justa (Elevador Do Carmo): une los barrios de la Baixa Pombalina y el Chiado. Su construcción empezó en el año 1900 y terminó en 1902. Tiene una altura de 42 metros, con una decoración neogótica y cada nivel cuenta con su propia decoración. Actualmente ya no es utilizado como transporte público, sino que es una atracción turística de Lisboa. El precio para utilizar el elevador y acceder al mirador es de 5.30 euros ida y vuelta. En caso, solo se quiera visitar el mirador el precio es de 1.50 euros (no incluye elevador). Con tarjetas turísticas, la entrada es gratis (consultar en la página, al igual que horarios: https://www.lisboa.es/que-ver/elevador-de-santa-justa/)
Elevador de Santa Justa en el centro de Lisboa
  • Plaza de Comercio (Praça do Comércio): una de las plazas más importantes de la ciudad. Aquí estaba el Palacio Real durante más de 200 años.
  • Arco de Rua Augusta (o Arco del Triunfo de la Rua Augusta): se encuentra en la parte norte de la Plaza de Comercio. Fue construido en el año 1755, luego del terremoto, pero es demolido dos años, cuando empezó el reinado de María I. Se vuelve a construir un segundo arco 1873 y ésta acaba en 1875. Las esculturas en la parte inferior representan a: Nuno Álvares PereiraViriatoVasco da Gama y el Marqués de Pombal (la Gloria, el Genio Supremo y el Valor).

También hay un texto en la parte superior que es dedicado a los descubrimientos del país, y de nuevos pueblos y culturas. Este dice: VIRTVTIBVS MAIORVM VT SIT OMNIBVS DOCVMENTO (Las virtudes de los más grandes, que sirve a todos los de la enseñanza).

  • Iglesia Nuestra Señora de la Concepción.
Iglesia Nuestra Señora de la Concepción
  • Barrio Alfama: uno de los más antiguos de Lisboa, donde, en sus empinadas calles, se pueden encontrar muchas cafeterías y tiendas de artesanía.
  • Mirador Puesta del Sol: uno de los más populares de la ciudad, donde se puede ver las casas de color pastel y el río Tajo. Es gratis por lo que hay que aprovechar y conocerlo.
Famoso Mirador en la Zona de Alfama

Y aquí acabamos el tour, por lo que continuamos perdiéndonos por las calles de Alfama. Pasamos por la zona del Castillo de San Jorge, pero no entramos. Queríamos aprovechar el lindo día que hacía. Luego de esto, mi mamá quiso ir a la Iglesia de Nuestra Señora de Loreto y a la de la Encarnación, ambas ubicadas en el barrio Chiado.

Castillo de San Jorge
Iglesia de la Encarnación

Y no podíamos dejar de ir al Elevador da Bica, el cual es un funicular inaugurado en 1892, el cual llega hasta el Barrio Alto recorriendo la Rua da Bica de Duarte Belo desde Casi do Sodré. Es el más conocido y empinado de la ciudad. Hicimos cola para poder comprar las entradas y transportarnos al siglo XIX, mientras subimos la cuesta. El precio es de 3.80 euros ida y vuelta (gratis con la Lisboa Card). El horario es de lunes a sábados de 7am a 21h y domingos/festivos de 9am a 21h.

Visita imperdible en Lisboa

Luego de subir, visitamos el Mirador Santa Catarina, pero no nos gustó nada. Estaba lleno de jóvenes bebiendo y borrachos, por lo que mis papás no duraron ni cinco minutos, es más creo que ni nos acercamos a ver las vistas. Finalmente, dimos otro paseo por Lisboa y a descansar. Mañana nuestro último día en esta linda ciudad.

Nos levantamos y para mí era mi último día en Portugal, y ni siquiera completo, porque tenía el vuelo a las 19h para volver a Barcelona a trabajar. Además, que tenía que despedirme de mis papás, porque ellos viajaban al día siguiente a Oporto y nos encontraríamos el Viernes en España nuevamente.

Decidimos hacer el famoso recorrido por el tranvía 28, por los barrios de Graça, Alfama, Baixa y Estrela. Este medio transporte es de la época de 1930, y siguen activos debido a las curvas cerradas y las cuestas, que para los tranvías modernos son incompatibles. La mejor hora para hacer el recorrido es muy temprano por la mañana o a última hora del día porque si no va lleno de gente (horario de 6am hasta 22:30). Hay que tener cuidado con las pertenencias, por los llamados carteristas. Así que eviten llevar objetos de valor a la mano y llevar el bolso o mochila delante.

El precio del billete sencillo es de 3 euros. Hay la opción, que conviene más, de comprar un billete de 24h, que incluye metro, tranvía y autobús (precio 6,40 euros). El único sitio donde se puede adquirir este ticket, es en las máquinas de las estaciones de metro.

En el caso del tranvía 28, el recorrido es en dos direcciones (circular): Martim Moniz – Graça – Portas do Sol – Se Cathedral – Rua Conceição (sur de Baixa) – Chiado – Sao Bento – Estrela – Campo Ourique. Si estás en Lisboa, es una experiencia que sí o sí tienes que hacer. Por suerte cuando lo cogimos no había mucha gente, por lo que pudimos tomarnos fotos, mientras hacíamos el recorrido y al bajarnos. Además, te llevas un buen recuerdo de Lisboa. Para mí, si es que hay que tomar transporte público en una ciudad, lo mejor es uno que vaya recorriendo las calles, porque en el caso de metro no logras ver nada.

Una de mis fotos favoritas del viaje – me encantan los señores de atrás 🙂
Bajándome del famoso tranvía 28

Luego del paseo, visitamos los siguientes puntos:

  • Mirador de Sophia de Mello Breyner Andresen o también llamado Mirador de Gracia: es el que más nos gustó. Las vistas son impresionantes y se pueden sacar buenas fotos de recuerdo.
Increíbles vistas desde el Mirador de Sophia de Mello Breyner Andersen
  • Iglesia de Gracia: localizada junto al mirador.
Iglesia de Gracia
  • Catedral de Lisboa.
Foto con el famoso tranvía y de fondo la Catedral de Lisboa
  • Iglesia San Antonio.

Y ahora sí, se acabó el paseo por Lisboa y me tocó volver a Barcelona. No había sentido mucha curiosidad por conocer esta ciudad, pero al final me sorprendió mucho. Pasear por sus calles, y aún sufrir subiéndolas es algo icónico aquí, además de la gente y el ambiente que la rodea. Lo que sí es que me quedé con ganas de una escapada a conocer Sintra. Tenía planes de volver a Portugal en Julio de este año (a Oporto), pero por la situación queda pospuesto. Espero ir pronto.

Recuerdo de mi visita a Lisboa

Rossana 😊

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: