Diferencias entre viajar por ocio vs por trabajo

En una de mis visitas a Guimaraes (Portugal) donde viajaba por trabajo (fui unas 7 veces)

¿Quién opina que viajar por trabajo es siempre divertido? Muchas veces puede que lo sea, pero siendo honesta, no siempre es así. Muchas veces resulta muy cansado y tienes que resignarte a solo conocer el camino del hotel al sitio donde tienes que trabajar y solo pasear por la noche. Igualmente me considero una persona a la que le gusta viajar mucho, y por trabajo también.

En ese poco tiempo puedo conocer una cultura nueva, personas amables y cambiar de aire. Además, que, como experiencia laboral, es un gran punto a favor. Por eso, cuando tengo entrevistas, una de mis preguntas es si en esa posición se tienen que hacer viajes.

Ya me he acostumbrado y he aprendido a viajar por trabajo. En Ecuador viajaba mucho a Colombia, a Medellín específicamente, y me encantaba. Es una ciudad encantadora y las personas son muy amables. Por temas de tiempo sólo conocía el Centro Comercial que quedaba frente al hotel, pero la última vez que fui, le dije a mi compañera que fuéramos por la mañana, en tranvía, a la Plaza Botero (nuestro vuelo era por la tarde). Era un pendiente que quería cumplir, y nos divertimos muchísimo. Me encantaba viajar con ella.

También recuerdo en 2014, que viajé cuatro días a Lima por trabajo, volví a Ecuador un Jueves y el Domingo estaba otra vez en un avión, con mi ex – jefa, rumbo a Miami y Nueva York, para volver el Viernes. Aunque en esta última ciudad pude visitar Times Square (ya había estado, pero en 2001), hacía muchísimo frío; estábamos a -10 grados. Creo que es lo más bajo de temperatura que he estado en toda mi vida.

Nueva York 2014 congelada de frío 🙂

Pero el viaje por trabajo que recuerdo siempre es cuando fui a la India. Estuve unos 10 días visitando el Sur, pero nos movíamos del hotel a las fábricas y luego a cenar, sea en un restaurante cerca o en el mismo hotel.  Además, llegaba al hotel y trabajaba en las reuniones que habíamos tenido. Salvo un día, visitamos un templo. Luego nos movimos al Norte del país para visitar Jaipur, que lo conocí desde el carro porque a la mañana siguiente ya nos fuimos a Delhi. Y luego de pasar unos días ahí, mi ex – jefa volvió a Barcelona y yo me quedé dos días más de vacaciones donde pude conocer el Taj Mahal, el memorial de Gandhi y un poco de la ciudad.

Otro de mis viajes por trabajo que me han impactado es cuando fui a China. Nos movíamos mucho entre ciudad y ciudad en tren, no acabábamos de instalarnos en una y ya estábamos viajando a otra ciudad. Fue muy intenso, pero me quedan buenos recuerdos de ese viaje, de las personas, la comida, los sitios que visité, como Hangzhou, en donde me fui caminando por un malecón que da a un lago con unas vistas impresionantes.

Así que, pese a que viajar por trabajo puede ser un poco cansado, es una experiencia única: llegas a hoteles cómodos, comes muy bien, conoces gente internacional y visitas sitios que pensabas no conocerías en un corto tiempo. Y mi consejo, si viajas por trabajo aprovecha al máximo, puede que no veas todos los sitios turísticos, pero un día dirás “yo estuve ahí”. Y quizás hasta vuelvas por vacaciones.

Rossana 😊

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: