Veraneando en Mallorca

Agosto 2017

Ya estamos en mitad del verano y queda un mes y poco más para aprovechar de la playa, los atardeceres, la arena, los amigos y los helados. En fin, hoy quiero contarles sobre el viaje qiue hice a Mallorca en Agosto 2017, junto a mi tía y prima. Es la única isla que conozco de las Baleares y me encantó.

Estuvimos 2 días y medio recorriendo lo sitios más importantes. Mallorca es la isla más grande entre las Baleares (Menorca, Ibiza y Formentera). Su nombre significa “isla mayor” en latín (insula maior). Referente a la población, también es la que más habitantes tiene y versus todas las islas de España, es la segunda, luego de Tenerife. Si la comparamos con las Islas del Mediterráneo, viene a ser la cuarta más grande. Para recorrerla la mejor opción es alquilar un carro, ya que en transporte público se pierde mucho tiempo. Ten en cuenta que mucha de las calas y sitios por conocer se encuentran lejos de la ciudad de Palma, la capital de la isla, que está ubicada en el suroeste de esta. Así que, si te hospedas en esta zona, lo mejor es que contrates un carro desde el aeropuerto y lo devuelves al final del viaje (nosotras lo hicimos a través de la empresa Sixt https://www.sixt.es/).

Teníamos muchas ganas de viajar a una de las islas con mi familia, pero tuvimos un inconveniente con la aerolínea Ryan Air. El día del vuelo desde Barcelona, ya en el aeropuerto, salieron los vuelos para Ibiza y Menorca, y justo el nuestro tuvo un retraso de 8 horas más o menos porque el avión tenía una falla. Así que imagínense pasar todo ese tiempo perdido, en vez de estar disfrutando de Mallorca (no nos decían ni cuánto tiempo iba a ser). Al final nos embarcamos y la pasamos genial (a la vuelta hice el reclamo a la aerolínea y nos depositaron lo correspondiente a cada una por el retraso, así que todas felices).

Sobre el hospedaje decidimos dormir en la capital de Palma de Mallorca. Reservamos en Booking el Hotel UR Misión de San Miguel (http://ur-mision-de-san-miguel.palma-de-mallorca.hotels-in-mallorca.net/es/), ya que era el que mejor tarifa y comentarios tenía en Trip Advisor y nos encantó. El único inconveniente es que el parqueo, que al bajar era muy estrecho y nos poníamos nerviosas por el coche de alquiler.

Palma de Mallorca se me pareció mucho a Barcelona, pero en miniatura. Y antes de contarles sobre los sitios que hay por conocer me olvidaba decirles que el idioma oficial de la isla es el español, pero también es muy común el uso del mallorquín, el cual es un dialecto que viene del catalán. Verán muchos locales, calles y barrios que lo utilizan.

Los sitios para visitar dentro de Palma están (los he puesto según el orden que los conocimos).

  • Plaza España
  • Las Ramblas: importante paseo, donde el central es peatonal y a ambos lados pueden circular carros (igual que el de Barcelona). Se pueden encontrar distintos tipos de comercio, especialmente la venta de flores. Este empieza en la intersección de las calles de los Olmos, Vía Roma y Barón de Pinopar, para terminar junto al Teatro Principal.
  • Teatro Principal: Inaugurado en 1857. Estuvo de reformas desde 2001 hasta el 2007, año en que fue reabierto con gran éxito y hasta el día de hoy cuenta con una programación con un repertorio de todo tipo.
  • Plaza Mayor: se encuentra en la zona del centro de la ciudad. Muy cerca de esta se encuentra la Iglesia de San Miguel y el Teatro Principal.
  • Plaza Rey Juan Carlos I: conocida también como Plaza de las Tortugas.
  • Passeig del Born: así como en Barcelona, encontramos una calle con el mismo nombre y muy similar a la de la Ciudad Condal. Es una calle peatonal y también con espacio para coches, donde se une la plaza Juan Carlos I y la plaza Reina. Un paseo muy bonito para realizarlo al atardecer.
  • Catedral-Basílica de Santa María de Mallorca: de toda la isla, es el principal edificio religioso. Fue inaugurada en 1229 y tiene un estilo gótico (al igual que su rosetón). Está ubicada sobre las murallas romanas, así que, como parte de la visita, no te olvides recorrer todos sus alrededores ya que también encontrarás un jardín con cisnes en su lago.
  • Palacio Real de la Almudaina: es una de las residencias de la familia Real Española (en verano). Ha sufrido varias modificaciones desde su reedificación en 1309 por el Rey Jaime II. La última fue durante la primera mitad del siglo XVI, donde el Rey Juan Carlos I mandó a construir la planta alta.

  • Puerto de Palma de Mallorca: tiene funciones de puerto comercial, pesquero, deportivo y de pasajeros (uno de los primeros del Mediterráneo en recibir turistas que viajan en cruceros). También aquí se celebran regatas como la Copa del Rey y el Trofeo SAR Princesa Sofía. Es un lugar muy bonito para dar un paseo por la tarde/noche, ya que hay distintos restaurantes (de los sitios que vimos nos parecieron los precios elevados) y muy bonitas vistas.

Luego de conocer bien la capital en el primer día, dedicamos los dos siguientes a visitar los alrededores y disfrutar de la playa. Debajo les indico el recorrido que nosotras hicimos.

Segundo día:

  • Playa Formentor: ubicada en el noreste de la isla, a una hora aproximada, en carro, desde Palma (por esto aconsejaba alquilar uno). Es una playa muy bonita con arena blanca. De las playas fue la que más nos gustó, además que el color del agua era muy bonito.
  • Cap de Formentor
  • Cala Torta: desde playa Formentor es una hora de camino, y es la más concurrida y fácil de llegar. Nosotras estuvimos 5 minutos porque el clima no ayudó, en el momento que llegamos se nubló y el agua estaba turbia y cona muchas olas. Así que decidimos avanzar a nuestra siguiente parada.
  • Cala Agulla: se encuentra a media hora desde la cala torta. Se encuentra en el noreste de la isla y cuenta con arena blanca, además que es muy amplia. Desde aquí se puede tener unas vistas de la costa norte de Mallorca que no te debes de perder.
  • Cala Ratjada: a unos cinco minutos de cala Agulla, podemos encontrar una ensenada muy pequeña pero que nos gustó mucho. De entre las tres fue la que más nos gustó y aprovechamos para darnos un baño.
  • Playa Canyamel: y como última visita del día, conducimos 15 minutos para llegar a esta playa. Cuenta con parqueo gratis y es muy fácil de llegar en carro. En las calas te encuentras en mitad de la nada y ningún tipo de servicio o restaurante cerca. En esta playa se pueden encontrar hoteles, hostales, y varios restaurantes. Y también cuenta, dentro de la playa, con vestidores, baños y duchas; también se pueden alquilar sombrillas y tumbonas. Es un destino turístico popular, por lo que en los meses de verano encuentras muchas personas, como lo que nos sucedió.

Tercer y último día (ese mismo día volvíamos a Barcelona):

  • Cuevas del Drach: llamadas en español Cuevas del Dragón. Ubicadas a 1 hora en coche desde Palma es una visita imprescindible si visitas la isla. Son cuatro cuevas con una extensión de 2.4mt de longitud y a una profundidad de 25mt. Fueron exploradas en los años de 1880 y 1896. Ya en los años entre 1922 y 1935 se acondicionaron para la visita de turistas. Cuenta con escaleras, caminos e iluminación, donde por una hora puedes recorrerlas (1.200mt). Como les dije, la visita vale la pena, ya que te adentras y puedes observar las formaciones y las galerías conducen a uno de los lagos subterráneos más grandes del mundo. Al final del recorrido, puedes escuchar un concierto de música clásica de 10 minutos y al acabar tienes la opción de caminar hacia la salida, o subirte a una de las barcas y pasear por el lago Martel (ambas cosas vienen incluida en la entrada).

Entradas Online: 15 euros adultos/8 euros niños de 3 a 12 años

Nosotras compramos las entradas en las taquillas y tuvimos que esperar poco para el siguiente ingreso. Los precios si las compras en el lugar son: 16 adultos y 9 niños.

En ambos casos, los niños hasta 2 años entran gratis.

Horarios:

1 noviembre al 30 abril: 10:30, 12:00 h, 14:00 h y 15:30 h.

1 de mayo al 31 de octubre: 10:00 h, 11:00 h, 12:00 h, 14:00 h, 15:00 h, 16:00 h y 17:00h.

Para cualquier información extra que necesites, puedes visitar la página: http://www.cuevasdeldrach.com/

  • Cala del Moro: sin duda mi favorita de todas las que visitamos. Ubicada en el sur de la isla, a 50 minutos de Palma y a 45minutos de las Cuevas. Puedes aparcar en una de las calles cerca e ir caminando. Pero ten en cuenta que, para llegar, tienes que bajar muchos escalones, pero créeme vale la pena. El color del agua es impresionante y está rodeada de rocas. Aquí aprovechamos para hacer snorkel y disfrutar del agua. Sin duda, es otra visita imprescindible. No dudes en ir.
  • Cala Pi: desde Cala del Moro son unos 45 minutos en coche. Al igual que la anterior, hay escaleras que bajar para poder llegar y disfrutar del agua. Cuando fuimos había mucha gente, pero el agua estaba bien (he leído historias de personas que han ido y el agua ha estado turbia y sucia). Es otra cala bonita para conocer.

Y estos fueron los lugares que visitamos en la isla de Mallorca. Seguro hay muchos más por conocer, pero por tiempo (gracias, Ryan Air también) no pudimos conocer más. Aun así, salimos contentas del viaje y las vistas maravillosas que tuvimos. Si tienes alguna pregunta no dudes en hacérmela. Espero pronto conocer las otras Islas Baleares.

Rossana 😊

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: