Portugal Parte I: Visitando el Santuario de la Virgen de Fátima

Mayo 2018

Tenía muchas ganas de conocer Lisboa. Había escuchado mucho acerca de esta ciudad; y finalmente pude viajar con mis padres cuando vinieron de visita. Mi mamá tenía muchas ganas de visitar el Santuario de la Virgen de Fátima, ubicado a una hora y media aproximadamente de Lisboa, por lo que me pedí unos días de vacaciones para ir con ellos. Había estado muchas veces en este país, pero por trabajo, y en una ciudad llamada Guimarães, ubicada muy cerca de Oporto (al norte del país).

Viajamos un viernes por la noche para aprovechar que yo salía temprano del trabajo y así, salir muy temprano el sábado para Fátima. En vez de alquilar un hotel en Booking, como normalmente hacemos, decidimos utilizar los puntos que tenía mi papá en la tarjeta de crédito y nos tocó un departamento muy particular. Es una red que se llama Hello Lisbon Castelo Apartments (4 estrellas) y no hay ninguna recepción ni personal que atiende; tampoco hay una persona que vaya a entregarte las llaves. Sólo hay una máquina. 

Sí, una máquina al entrar al portal, donde ingresas un código que te enviaron a tu correo electrónico y luego escaneas tu pasaporte y el de los demás huéspedes y te dan otro código para ingresar a la habitación. Por suerte estaba yo para ayudar, porque mis padres se hubieran vuelto enredado,  (perdón si leen esto, es la verdad).

El departamento estaba súper cómodo, lástima que sólo nos íbamos a quedar una noche ahí. Además, quedaba muy cerca del Castillo de San Jorge y en la zona de Alfama, muy popular en la ciudad. Decidimos cenar en un restaurante a unos pasos del hospedaje que tiene una decoración muy peculiar. El lugar se llama Marcelino Pan y Vino (sí, como el libro de José María Sánchez-Silva y García-Morales) y nos decidimos por una tortilla de patata con ensalada, un bocata normal y yo un bocata con salsa de miel.

Por la mañana tuvimos que salir muy temprano, ya que teníamos que ir a la estación de buses para ir a Fátima (compramos los boletos por Internet, la compañía se llama Renex). Como dije arriba, el viaje es muy corto y en poco tiempo ya nos estaban dejando en la estación, que es muy pequeña. Caminamos unos 6-7minutos y llegamos al Hotel Santo Antonio de Fátima, ubicado a menos de 5 minutos del Santuario. Luego de registrarnos, caminamos por la peatonal buscando unos snacks y agua y así recargar fuerzas.

El nombre completo de este sitio es el Santuario de Nuestra Señora del Rosario de Fátima y es uno de los más importantes del mundo mariano. Al año lo visitan,  aproximadamente entre 6 y 9 millones de peregrinos. El lugar exacto donde se encuentra se llama la Cova da Iria, donde en 1917, tres pastorcitos llamados Lucía, Jacinta y Francisco, contaron haber presenciado apariciones de la Virgen María. Y fue, en una de esas ocasiones, que la Virgen les indicó que construyeran una capilla (hoy en día es la parte central del Santuario donde está la imagen de María). La construcción empezó en el año 1928 por el arquitecto holandés G. Van Kriecken con estilo Neobarroco, y se consagró en octubre de 1953. El Papa Pío XII, en 1954, le otorgó el título de Basílica Menor.

Actualmente se ha extendido y se puede visitar lo siguiente:

  • Basílica de Nuestra Señora del Rosario
Interior de la Basílica de Nuestra Señora del Rosario
  • Recinto de la Oración
  • Plaza Pío XII
  • Cruz Alta y estatua de Juan Pablo II
  • Nueva Iglesia/Basílica de la Santísima Trinidad
  • Capilla de las Apariciones (donde sucedieron desde el 13 de mayo al 13 de octubre de 1917)
  • Ofrenda de Velas
  • Capilla de San José
  • Dentro de la Basílica están las tumbas de Lucía, Jacinta y Francisco

Y caminando unos 20 minutos, se encuentran los siguientes lugares (Rua dos Pastorinhos):

  • Casa de Francisco y Jacinta Marto
  • Casa de Lucía dos Santos
  • Valinhos y Loca del Ángel
  • Estatua de la Virgen donde se apareció.
  • Vía Crusis y Calvario (se puede hacer el recorrido visitando las 15 capillas)

El Santuario está abierto las 24 horas, todos los días de la semana. Hay personas que optan por ir por el día, pero mis padres querían aprovechar para escuchar la misa en la Capilla de las Apariciones, y por la noche realizar la Procesión alrededor de la Plaza con velas (fuera del Recinto del Santuario se puede encontrar muchos puestos donde venden velas). Es un momento muy mágico y emotivo, y disfrutarlo con mis padres lo hizo mucho más especial. Y cuando llegas ahí y ves la Basílica sientes una paz. Además, que era un sitio que mi madre quería hacer hace mucho y me ilusiona que lo hayamos podido visitar.

Para horarios, pueden visitar la página https://www.fatima.pt/es/

Rossana 😊

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: