Conociendo Dubái en 5 horas

Abril 2019

A la vuelta de Camboya, teníamos una escala de unas siete horas en Dubái (era la mejor opción para volver). Llegábamos sobre las 5 de la mañana y por lo tanto comenzamos a investigar sí podíamos salir de la ciudad sin necesidad de visa. Al tener pasaporte de Italia no había problema. Al viajar con la aerolínea Emirates podíamos facturar nuestra maleta de mano, así no teníamos que buscar dónde dejarla en el aeropuerto.

Decidimos, aunque sabíamos iba a ser muy caro, que lo mejor era reservar un Uber sólo para nosotras y nos llevara a los sitios más emblemáticos (solamente por fuera, por temas de tiempo y hora). También está la opción del bus turístico de dos plantas. La única atracción a la que compramos entrada fue para subir el Burj Khalifa, el edificio más alto del mundo. No podíamos desaprovechar esa oportunidad. Lo mejor es comprar la entrada por Internet. Le preguntamos al conductor la hora que sería más adecuada y compramos para las 8:30 (salimos del aeropuerto sobre las 5:30am).

La primera parada que hicimos fue en Jumeirah Beach, donde se encuentra el famoso Burj Al Arab (Torre de los árabes en ese idioma), el hotel vela de 7 estrellas (el único en el mundo con esta calificación). Imaginen, una noche en este hotel puede costar desde $2.500 hasta $40.000, una barbaridad. Se sentía muy bien tocar la arena y disfrutar de escuchar las olas reventar en la orilla. Aprovechamos y nos hicimos unas fotos, para luego ir en el carro hasta la entrada del hotel para admirar su majestuosidad.

El majestuoso Hotel Burj Al Arab, único en el mundo con 7 estrellas

Nuestra siguiente parada fue el Hotel Atlantis (también en las Bahamas se encuentra uno igual). Lástima que por el tiempo solo pudimos sacar las fotos desde el carro. La verdad que por la hora no había muchos vehículos en las calles, por lo que fue un punto positivo en nuestro viaje. Mientras recorríamos, el conductor nos iba contando y explicando sobre los sitios en Dubái. El Hotel Atlantis fue construido en el 2008 y está ubicado en la isla Palma Jumeirah. Cuenta con unas 2.000 habitaciones. Imaginen que tiene hasta un parque acuático para que se diviertan sus huéspedes. Este hotel es de 5 estrellas, y dentro de las suites se puede disfrutar de un acuario con 65.000 animales marinos (las que tienen tres habitaciones cuentan con estas vistas de 360 grados). También tiene restaurantes de chefs famosos y reconocidos como Gordon Ramsey. Realmente algo que hay que conocer.

Hotel Atlantis en Dubái

Siguiendo el itinerario, nos dirigimos a un muelle para ver de lejos la famosa Marina Bay (Dubái Marina). Aquí se encuentran varios edificios como Dubai Marina Towers, Majara Towers y las torres gemelas Al Sahab. Tiene muchos edificios de lujos. Puede que te suene conocido el nombre por la famosa piscina en el Hotel Marina Bay Sands en Singapur. También nos hicimos un par de fotos, aunque el sol no era muy favorable a esas horas. Lástima que no pudimos avanzar para ver los edificios desde más cerca. Para la siguiente ocasión, porque nos quedamos con ganas de ver más de Dubái.

Al fondo pudimos ver el Marina Bay, lástima que no pudimos acercarnos más por temas de tiempo
En el recorrido en el carro pudimos ver muchas mezquitas, como la de la foto

Y ahora sí, se acercaba la hora para nuestra entrada al Burj Khalifa, que como mencioné al inicio es el rascacielos más alto del mundo. Tiene 848mt y el edificio es imponente. Se lo puede ver desde lejos. Alrededor de este, hay varias tiendas, restaurantes y oficinas. También cuenta con un puente y un lago artificial donde está la fuente de Dubái; que hacen que el sitio sea muy bonito (además todos los días hay un show gratis de luces y música en la fuente que es una de las actividades imprescindibles de la ciudad). Las fotos con el fondo del Burj Khalifa son impresionantes.

En medio de estas torres se puede ver el Burj Khalifa
Y salimos encantadas con Dubái, ¡gracias larga escala!
Burj Khalifa, un edificio con una arquitectura impresionante
En la noche se puede ver un show de luces

Su construcción empezó en el 2004 y acabó en el 2010, costando 1.5 millones de dólares. Para decidir sobre su diseño, se lo hizo a través de un concurso, en donde se decidió que la base representaría la forma geométrica de una flor (Hymenocallis blanca) que se cultiva en la zona de Dubái y también en India y cuenta con seis pétalos.

Para entrar y subir al mirador se lo hace desde dentro del Dubai Mall (más adelante hablaré sobre este). En Boletería enseñamos nuestros tickets online y nos entregaron unos impresos. ¡Y ahora sí! ¡A subir hasta la planta 124 (en total tiene 163)! Tomamos uno de los 58 ascensores y desde ahí ya puedes ir viendo la majestuosidad del edificio y la tecnología (estaba lleno de luces que cambiaban a cada rato con distintas formas y colores). Además, que subes muy rápido, a una velocidad de 10 metros por segundo. En menos de dos minutos llegas.

Y así de rápido llegamos a “At The Top”, como se llama turísticamente esta zona. Debajo de ella se encuentra el Hotel Armani y viviendas (imaginen cuánto puede costar un departamento ahí). Al salir del ascensor, uno se encuentra con una vista impresionante de la ciudad. Hay distintos balcones donde puedes ir observando las distintas vistas. Nuestra favorita fue la que se podía ver las piscinas, porque daban un color único.

Las vistas son impresionantes; es imposible no dejarse impresionar

Lo bueno de ir temprano es que no había mucha gente, por lo que pudimos tomarnos el tiempo en hacernos fotos. Justo cuando acabábamos con las fotos empezó a llegar mucha gente (sobre las 9:15 aproximadamente). Dicen que la mejor hora para ir es al atardecer, aunque es cuando hay más turista. Es por esto por lo que es importante comprar las entradas en la página web del edificio. Los tipos de entradas son:

  • At the Top: 125 AED (38-40 dólares aproximadamente). Se visita la planta 124 y es importante saber que no hay límite de tiempo.
  • At the Top horas Premium: 200 AED (55 dólares aproximadamente). Las horas son de 15:30 a 18h.
  • At the Top Sky: se sube hasta el piso 148 y la visita dura 30 minutos. Según los comentarios no vale la pena pagar este precio, pero ya depende de cada uno.  
  • A partir de las 18h 350 AED (unos 100 dólares).
  • Horas Premium: 500 AED (unos 132 dólares).

Nosotras escogimos la primera entrada, donde se visita solo la planta 124 y fue impresionante. Queríamos ver la vista desde todos los balcones. Seguimos recorriendo y pudimos ver todo; dentro hay una tienda donde se puede comprar souvenirs.

Una última foto antes de irnos a perder al centro comercial

Y ya que estábamos ahí y todavía teníamos tiempo antes de nuestro vuelo, recorrimos el Dubai Mall (uno de los 70 centros comerciales que tiene la ciudad), sin duda por algo es considerado el más grande del mundo. No alcanzamos a recorrerlo todo, pero nos quedamos encantadas con su arquitectura y decoración. Tiene muchas tiendas de lujo como Chanel, Gucci, Versace, Louis Vuitton, Dior, entre otras. Bueno también tiene tiendas como Zara, así que se puede encontrar de todo. Hasta cuenta con el Aquarium and Underwater Zoo, una pecera enorme con todo tipo de animales acuáticos. Sabíamos que no teníamos tiempo, además el hecho de tener los animales ahí nos daba un poco de pesar. Pero igualmente nos admiramos por la inmensidad. Y claro, la cantidad de gente que se acerca a ver.

Aparte del Acuario, también cuenta con una cascada muy particular e impresionante, una pista de hielo muy grande, la República de Saga que es un mini parque temático que tiene montañas rusas, video juegos, y otras atracciones, y muchas cosas más. Lástima que no alcanzamos a visitar todo.

Quizás por esto, es que Dubái se ha convertido en la ciudad más cosmopolita del mundo y la que tiene la infraestructura más moderna. Siendo honestas, nos quedamos con las ganas de conocer más de esta ciudad, pero pudimos aprovechar esas cinco horas para ver lo más importante antes de tomar nuestro vuelo a Madrid. Espero un día poder regresar y conocer la mezquita Sheikh Zayed, ubicada en Abu Dhabi, a una hora aproximada de Dubái y recorrer, con más tiempo, los sitios que ahora vimos.

No podíamos irnos sin comprar dulces típicos, ¡nos encantaron! (aunque claro en el aeropuerto son más caros)

Rossana 😊

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: