Conociendo Ciudad Ho Chi Minh y explorando los Túneles Củ Chi y el Delta del Mekong

Abril 2019

Salimos temprano del hotel, ya que teníamos que ir en el taxi hasta el aeropuerto de Da Nang y preferíamos ir con tiempo. El vuelo se retrasó una hora, pero lo habían avisado cuando íbamos de camino al aeropuerto.

Llegamos pasado el mediodía a Ciudad Ho Chi Minh, ex Saigon. Esta es la ciudad más poblada del país. Se encuentra a 1.760 kilómetros de Hanoi, a 60 kilómetros del mar de la China Meridional y a menos de 300 kilómetros de Nom Pen (capital de Camboya).

La región donde se encuentra fue anexada a Vietnam durante el siglo XVII (antes había sido el principal puerto de Camboya). Luego fue capital de la colonia francesa, y después se convirtió en la capital de Vietnam del Sur desde 1954 a 1975. En el año 1975 cambia su nombre por el actual, aunque Saigon siga utilizándose de manera popular.

Llegamos al hotel y mientras estaba nuestra habitación, fuimos a comer al restaurante Chi Hoa Vietnamese Cuisine que nos recomendaron y quedaba a una calle de distancia. Era muy curioso y llamativo porque nos enseñaron la carta en una Tablet con las fotos de los platos. Pedimos varios platos como sopa, arroz, rollitos, tofu. El sitio tenía muy buena comida y es conocido; sólo que las porciones nos parecieron pequeñas para sus precios. Creo que teníamos mucha hambre y habiendo comido en Hoi An, esperábamos algo similar.

Nos encantó la decoración de los platos. Alguno de los platos que pedimos

Nos consiguieron un taxi en el hotel y le pedimos nos llevase al Mercado Binh Tay. Siendo honesta, nos pareció una zona peligrosa. Había muchísimas motos y teniendo un chip latino, preferimos verlo por fuera y le pedimos al taxista que nos llevar a nuestra siguiente parada: Pagoda Quan Am, que ha sido de las más me han gustado. Del techo colgaban inciensos prendidos en forma de conos. Había muchísimos y nos pareció una decoración muy interesante y novedosa. Es considerada una de las Pagodas más activas y coloridas de la zona.

Fachada del Mercado Binh Tay. No nos animamos a entrar

Esta Pagoda es budista y tiene un estilo chino. Fue construida en el siglo XIX y está dedica a la diosa china de la misericordia llamada Guanyin y al bodhisattva de la compasión Avalokiteshvara (bodhisattva es a alguien que se ha embarcado en el camino de Buda, que significa bodhi de iluminación y sattva que significa ser).

Le habíamos indicado al taxista, por medio de Google Traductor, que nos esperara mientras visitábamos la Pagoda. Gracias tecnología. Ahí nos estaba esperando cuando salimos y nos llevó al Mercado más popular de la ciudad: Ben Thanh (Cho Ben Thanh en vietnamita). El taxista nos había indicado, antes de bajar, que tengamos cuidado con nuestras pertenencias. Es un sitio con los corredores muy apretados, llenos de puestos de especias, frutos secos, souvenirs, ropa, zapatos, comida, joyería, entre otros. Para muchos puede ser un poco agobiante y la verdad es para pasar un rato, conocerlo y comprar algo en específico.

Mercado Ben Thanh, el más popular de Ciudad Ho Chi Minh

Llamamos a una compañía de taxi y le pedimos que nos llevara al edificio más alto de Ciudad Ho Chi Minh: Bitexco Financial Tower. En Vietnam ocupa el segundo puesto, ya que el primero está ubicado en Hanoi (Keangman Hanoi Landmark Tower). Es un rascacielos terminado en el año 2010 que cuenta con 68 pisos y 262,5 metros de altura. Dentro del edificio hay oficinas, tiendas, un centro comercial y un centro de entretenimiento.

Los turistas pueden visitar el mirador Saigon Skydeck. La entrada cuesta alrededor de 8 euros por persona, con una vista excepcional de 360° en la planta 49. Desde arriba se puede observar el centro de la ciudad, el río Saigon y atracciones principales de la ciudad. Recuerdo que la subida en el ascensor fue muy rápida, en un par de segundos ya estábamos arriba. Fuimos al caer la noche, por lo que pudimos ver la ciudad iluminada. Había también varias salas con proyecciones sobre las tradiciones del país y una galería con vestidos típicos. Así mismo nos pudimos tomar fotos con una simulación de carretilla típica con flores del país. Algo interesante, que aprendimos en la visita, fue que la flor de lotto es considerada “la flor nacional de Vietnam”. Representa el espíritu generoso y la belleza de los vietnamitas.

Vistas desde la planta 49 del Bitexco Financial Tower
El edificio a la izquierda cambiaba de color
Uno de los vestidos en la exposición
Montaje para tomarse foto con el fondo del Skydeck en Saigon

Y acabando el primer día en Ciudad Ho Chi Minh, nos fuimos al hotel a descansar.

Luego del desayuno, al día siguiente, nos recogieron para ir en el tour a los Túneles Cuchi y recorrer el Delta del Mekong. Nos decidimos por contratar la agencia Asiana Link Co Ltd., por las referencias en Trip Advisor y el que combinaba los túneles Củ Chi y el Delta del Mekong; dos actividades que nos llamaron la atención y las podíamos hacer en el mismo día (si no tienes mucho tiempo va muy bien este tipo de tour). No nos defraudó, el guía sabía mucho sobre el tema y explicaba todo de forma divertida y amena. Además, como indicaba el tour, era un grupo pequeño, por lo que no había pierde en las explicaciones y no había aglomeración de personas; se podía disfrutar más. Dentro de las excursiones que hicimos dentro de Vietnam fue la que más me gustó.

Viajamos alrededor de una hora, haciendo una parada técnica para ir al baño y visitar una Fundación donde se hacían manualidades. Llegamos a la entrada, ubicada en el distrito Củ Chi (địa đạo Củ Chi) y empezamos con nuestro recorrido. Es un sistema muy extenso de túneles que están interconectados y crean una red que cubre una gran parte del país. En 1945 se construyeron los primeros 48 kilómetros, cuando los franceses invadieron el país. Durante la guerra de Vietnam, se creó ahí la base de Vietcong para combatir el frente de Vietnam del Sur y contra Estados Unidos. Estos ampliaron la red a 200 kilómetros más.

Estos túneles los utilizaron como escondites durante la Guerra de Vietnam, pero también servían como hospitales, guardar alimentos y armas, además que creaban rutas de comunicación y provisiones.

Durante la visita, pudimos ver todas las trampillas que se creaban para atacar al enemigo (no para matarlos, sino más bien para herirlos) (fotos arriba), maniquís que nos mostraban los uniformes de ambos frentes, fotos, excavadoras, armas, minas y hasta un tanque de guerra. Pero lo que más nos impresionó fue el tamaño de las distintas entradas que había para los túneles. Tiene unos 150 metros de largo, 1,20 metros de alto y 60 cm de ancho. Esta la oportunidad de entrar y recorrer un par de kilómetros del túnel.

El guía nos consultó quiénes haríamos el recorrido de 20km y quiénes de 40km. Recomendaba que las personas que sufren de presión alta o de claustrofobia, mejor no entrar. Mi tía, al tener presión alta, dijo que igual haría el de 20km; mientras mi prima y yo haríamos el de 40km. Nada más entrar e irte arrastrando con manos y pies y con el calor ya uno, aunque no sufra de claustrofobia, empieza a desesperarse. Mientras más te adentras, más bajo y estrecho se vuelve. Al final, todo los del tour hicimos el recorrido más pequeño. No entendíamos cómo pudieron vivir y pasar tanto tiempo ahí abajo.

Durante la visita se pueden visitar los túneles por dentro. La entrada ha sido modificada para el público, pero en su momento eran mucho más estrechas (lo verán en una foto más abajo)
Saliendo del interior del túnel luego de recorrer alrededor de 20km
Una de las entradas originales de los túneles. A la izquierda se puede ver la cuerda para jalar llena de hojas para camuflarlas
Uno puede hacer la prueba y simular que está entrando al túnel

Al final de la visita, uno tiene la oportunidad de disparar distintas armas. El mínimo de compra son 10 balas, pero las puedes turnar entre distintas personas. Nosotras compramos, ya que, aunque el precio era muy alto, queríamos experimentarlo. Fue más difícil de lo que pensaba y había que tener mucho cuidado que al disparar el arma no te lastimara el hombro. Fue una experiencia única y aunque no atiné ninguna de las 3 veces, por lo menos me atreví a hacerlo.

«Aprendiendo» a disparar

Acabada la actividad de los túneles, nos dirigimos a comer. Al ser un tour venía incluido el almuerzo, que consistía en platos para compartir: pescado, verduras, y varios típicos.

El sitio donde comimos tenía muchas flores y naturaleza
El guía buscaba a mi tía para seguir con el recorrido y ella andaba tomando estas fotos maravillosas

Siguiendo nuestro itinerario, nos dirigimos al Delta del Mekong, una de las zonas más importantes que visitar en Vietnam. En esta zona es donde el río Mekong desemboca en el mar de China Meridional y también es muy característico encontrar campos de arroz, ya que la mitad de la producción del país es obtenida aquí. Se puede encontrar muchísimos ríos, pantanos, mercados flotantes, islas, pagodas y para poder movilizarse se lo hace en botes. Así que dejamos el bus y nos subimos al bote para empezar el paseo.

El primer sitio que visitamos fue una isla donde se produce miel. Nos enseñaron el proceso de cómo se obtiene y pudimos degustarla. La siguiente parada fue en una isla donde producían todo tipo de productos en base a coco. Al igual que en el punto anterior, pudimos ver todo el proceso de cómo hacen caramelos de coco y pudimos probar. También pudimos ver el proceso del vino de serpiente (dentro del frasco se puede encontrar el animal dentro). Los valientes se atrevieron a probarlo. Y durante la excursión no pudo faltar la música tradicional vietnamita.

Luego de la visita donde aprendimos sobre el proceso de los caramelos, nos dieron un poco de jugo de coco

Al acabar el recorrido por las islas, nos subimos a un carrito motorizado para llegar a la última actividad del día: navegar por los canales y adentrarse en la selva. Vivimos el Delta del Mekong y la experiencia fue fabulosa. En la barca van 4 personas, y una persona se encarga de remar mientras se va avanzando en el recorrido. Es un canal muy estrecho, por lo que sólo va una barca detrás de la otra.

Recorrido por los canales del Delta del Mekong
Mi excursión favorita en Vietnam. Las fotos y vistas son impresionantes
Sitio que no se pueden perder si viajan a Vietnam

Este es el sitio donde se pueden ver las fotos tan icónicas de Vietnam. Es uno de los sitios que más me impresionó y como les comenté anteriormente, esta excursión visitando los distintos puntos de miel, coco, música tradicional, y cerrando en el canal fue mi favorita. Un día de recordar la historia de la Guerra Vietnam que la estudié en el colegio y de vivir el día a día en la zona del Mekong. Muy recomendado.

Disfrutando de la naturaleza y la brisa desde el bote
Pudimos disfrutar de la caída del sol durante nuestra vuelta a la ciudad

Nuestras últimas horas en Ho Chi Minh lo dedicamos para recorrer los sitios turísticos que nos faltaron de conocer. Nos levantamos muy temprano y luego de desayunar, nos fuimos caminando hasta la Catedral, llamada Basílica de Notre-Dame de Saigón. Esta se encuentra en la conocida Plaza de la Comuna de París, donde también se puede encontrar la Oficina de Correos. La Iglesia tiene más de 135 años de construcción (desde 1877 hasta 1880). El diseño es muy similar a la Catedral de Notre Dame en París, construida con bloques de piedra de ladrillos rojizos que se hicieron en Francia. Aún se conserva el color original de estos ladrillos. Desde el 1960 es llamada Catedral Basílica de Notre Dame de Saigón (aunque oficialmente es Catedral Basílica de Nuestra Señora de la Inmaculada Concepción). No pudimos visitarla por dentro, ya que estaba en remodelación.

Fachada de la Basílica de Notre-Dame de Saigón. No pudimos entrar porque estaba en remodelación

Como les comenté, a escasos metros se encuentra la Oficina de Correos, pero solo la vimos por fuera.

Fachada de la Oficina de Correo
En Ciudad Ho Chi Minh también se puede ver una gran cantidad de motos por todas las calles

Continuando con el itinerario, nos dirigimos al Palacio de Reunificación (anteriormente llamado Palacio de la Independencia). Es uno de los sitios más emblemáticos e importantes de visitar. Fue la oficina de trabajo del presidente de Vietnam del Sur durante la Guerra del país. Así mismo, también fue el lugar donde los vietnamitas entregaron el poder con la Caída de Saigón el 30 de abril de 1975. Durante la Guerra, el Palacio fue atacado por dos aviones, el 27 de febrero de 1962, en donde se destruyó casi toda el ala izquierda. Deciden demolerlo y volver a construirlo en el mismo lugar (de 1962 hasta 1966).

El Palacio fue bombardeado nuevamente el 8 de abril de 1975 por un piloto de Vietnam del Norte (Nguyen Trung Thanh), pero no hubo daños. Finalmente, el 30 de abril de 1975, el ejército de Vietnam del Norte derribó, con un tanque, la puerta principal, terminando con la Guerra de Vietnam. Y para concluir con la historia, en noviembre de 1975 se cambia el nombre al actual, Palacio de Reunificación.

Palacio de Reunificación. Anteriormente llamado Palacio de Independencia hasta 1975

Y para terminar nuestro día en Ho Chi Minh, no nos podíamos perder la visita al War Remnants Museum (Museo de los Vestigios de la Guerra de Vietnam), uno de los museos más populares del país. El horario es de lunes a domingo de 7:30am a 18:00 y el precio es de 40.000 VND (alrededor de 2euros).

Entrada al Museo de los Vestigios de la Guerra de Vietnam (War Remnants Museum). Visita que se debe hacer si estás en la ciudad

Nada más al entrar al lugar, se puede ver tanques, helicópteros, bulldozers, y toda clase de maquinarias. Ya dentro del museo, se pueden encontrar distintas salas, desde armas que utilizaron los estadounidenses, propaganda, testimonios de personas que vivieron la guerra, noticias y fotos de prensa, fotos de las consecuencias de la guerra, y otras imágenes sobre las matanzas y destrozos ocurridos.

En el exterior se pueden encontrar helicópteros usados durante la Guerra
También se pueden encontrar tanques de guerra

Es un museo muy interesante de visitar para ver y refrescar la historia de la Guerra y las consecuencias que existieron. Dependiendo del tiempo que le dediques a cada sala, será las horas que te tome recorrer todo el museo. Nosotras habremos recorrido una hora y media, porque teníamos el vuelo por la tarde.

Dentro del Museo se pueden encontrar testimonios de personas que vivieron la Guerra muy de cerce
Imágenes que se pueden encontrar de la Guerra en una de las salas
Esta foto me llamó mucho la atención
Recuerdo haber visto esta foto durante el colegio cuando estudié la Guerra de Vietnam

Entre las salas más fuertes que hay, está la de los efectos que tuvo sobre la población el uso de químicos. Muchas de las imágenes de los fetos y malformaciones en los niños no pudimos ver, porque se nos revolvía el estómago y era un shock muy fuerte. Hasta el día de hoy, después de 40 años, se pueden ver las consecuencias y muertes que sigue generando.

Aunque salimos afectadas por la visita al museo, nos pareció un lugar de visita imprescindible en ciudad de Ho Chi Minh. Por lo que si estás en la ciudad no te lo puedes perder. Luego de esto, fuimos al hotel a recoger nuestras pertenencias e ir al aeropuerto para nuestro vuelo a ¡Cambodia!

Rossana 😊

2 comentarios sobre “Conociendo Ciudad Ho Chi Minh y explorando los Túneles Củ Chi y el Delta del Mekong

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: